TALADRO, LIJADO Y MINIS

El proceso de taladro y lijado es complicado por definición; el exceso de presión puede dañar los listones de madera o los palos, así que requieren atención máxima. Para evitar disgustos es muy importante contar con las herramientas apropiadas, por lo que se aconseja disponer de al menos dos tipos de minitaladradoras (v. sección Herramientas). Por su movilidad, las minis sin cable (con pilas o batería) son recomendables para realizar agujeros finos o en zonas de difícil acceso, fundamentalmente en madera.

Se recomienda contar con un amplio stock de brocas de repuesto de diferentes tamaños y, para agilizar el trabajo, es deseable disponer de más de una mini con accesorios distintos.

Además de las brocas, las minis disponen de cabezales de papel de lijado y de discos para corte de madera o metal, estos últimos extremadamente delgados y veloces, pero también frágiles, por lo que se recomienda comprar un disco de corte de titanio: es más caro, pero eterno.

ARTIMAÑAS DEL CONSTRUCTOR

  1. ELECCIÓN DE LA MAQUETA
  2. ELECCIÓN DEL FABRICANTE
  3. TALADRO, LIJADO Y MINIS
  4. CURVADO DE LOS LISTONES
  5. TRABAJOS CON SUJECIÓN
  6. PINTURA, SECADO Y BARNIZADO
  7. ACELERADORES DE SECADO