Novedades

Un museo para las maquetas de Macías

El artista moguereño expone en Palos de la Frontera parte de su colección naval

Parte del legado artístico de José Macías Cordero, gestionado por la Fundación Macías Monasterio, se expone por primera vez al público en la Casa Museo Martín Alonso Pinzón, en Palos de la Frontera. Se trata de nueve maquetas de barcos, pertenecientes a la colecciónHistoria de la Navegación, integrada por más de sesenta navíos a pequeña escala y equipamiento naval de todos los tiempos, así como por 106 dibujos a grafito de buques escuela del mundo, cuadros que formarán parte de otra muestra, que se inaugurará el próximo 20 de abril en la sala de exposiciones de la Biblioteca Antonio Gala, con motivo de la Festividad de San Jorge.
Entre las maquetas expuestas se encuentran las de las carabela La Pinta y La Niña y la nao Santa María. Todas las obras han sido realizadas de manera artesanal por José Macías, a escala, siguiendo estrictamente los planos -algunos de ellos elaborados por él- utilizando como materia prima maderas nobles. Para realizar algunos de los barcos ha necesitado un año. Se trata de un auténtico tesoro artístico que «permite aprehender, de un solo golpe de vista, la evolución del arte de la construcción naval a través del tiempo y la historia de la navegación», apuntan desde el Ayuntamiento palermo.

Aparte, de esta colección de maquetas, Macías ha realizado otra con más de un centenar de naves de la costa de Portugal. Explica que es una afición que tiene desde pequeño. La primera maqueta naval que hizo fue la del Palma Nova, una embarcación que realizaba el servicio de correos y de pasajeros desde Barcelona a Baleares. En sus obras cuida hasta el más mínimo detalle. Explica que no ha utilizado pintura, ha preferido jugar con «el color de la madera».

El artista agradece al alcalde de Palos, Carmelo Romero, que le haya dado la oportunidad de exponer sus maquetas de barcos y los motivos navales, en los que se «puede ver la evolución del armamento, del timón y de las velas a lo largo de los siglos», así como los dibujos a grafito de los buques escuela del mundo.

Su objetivo era que su legado (maquetas, dibujos, monedas, sellos, antigüedades, libros, entre ellos una enciclopedia ilustrada de peces de 70 tomos realizada por él) acabara en un museo permanente en Moguer, su localidad natal. Señala que hace ocho años el Ayuntamiento fletó dos camiones para trasladar todas sus pertenencias desde Madrid, donde residía entonces, para este fin, pero todo quedó en aguas de borraja. El actual alcalde moguereño ha mostrado interés por el legado pero el Consistorio no dispone de fondos para destinarlos al museo.

Macías, veterinario de profesión, comenta que ya se han interesado desde Madrid por su biblioteca especializada de veterinaria reunida durante tres siglos de tradición, siempre ha habido un miembro de su familia que se ha dedicado a esta profesión.

Fuente: T. Lojo. Huelva Información